24 de octubre de 2008

Donde pongo el ojo... meto la pata

Y es que debo de tener un DON. El don de detectar, de conocer o de ligar con los tíos más cabrones, los más impresentables o simplemente, los más tontos. Ya sea por internet, en el trabajo, por medio de los novios de mis amigas o de fiesta, ya sea de día, de noche, entre semana o en el weekend.

¿Se puede saber dónde se esconden los hombres que merecen la pena?

P.D. Menos mal que quien no se consuela es porque no quiere...

5 comentarios:

Víctor Hugo dijo...

jajajajaj
por lo menos tienes la alternativa...
aunque la carne es mas sabrosa no?

saludos!
VH

THC dijo...

Bueno mujer, eso es porque no me has conocido a mi, que soy un mirlo blanco... jijiji.
Besitos.

Isthar dijo...

Si Victor, si que es más sabrosa!!! Ahora que no voy a negar que lo de las velocidades y las diferentes vibraciones tiene su punto!!!! ;)

THC, ¿Dónde te escondes? ;) Tu y el resto de mirlos, vamos, jejejej

Saludos!!!!

Isthar dijo...

Me reafirmo, hoy, 15 de abril de 2009. Tengo un DON.

Aunque me sigo consolando...

sexshop dijo...

buen post