1 de mayo de 2007

Made in Japan

La última moda japonesa, según mis fuentes, consiste en acudir a elegantes restaurantes con paredes negras y ni un solo rayo de luz. Los camareros, provistos de gafas de visión nocturna, conducen a los comensales hasta su mesa y les guian durante la cena.

¿El objetivo? Estimular “otros” sentidos.

¿Cuántas veces habremos oido aquello de “las personas comen con la vista”? Pues ha llegado el momento de demostrarnos a nosotros mismos que somos capaces de comer con el OLFATO y el GUSTO.

Y la MENTE porque... ¿Me vais a decir que no debe de dar morbo solo escuchar a tu pareja, sentir su pierna bajo la mesa (¿o no es suya?), acariciar su mano (¿o la del camarero?) cuando te cuenta lo que desearía estarte haciendo... mientras disfrutas de un suculento manjar?


Y yo me preguntó... ¿Por qué no llevar Japón a casa?


SUGERENCIAS PARA UNA VELADA ORIGINAL

¿Esta tarde tu chico llega tarde del trabajo? Abre una botella de buen vino, pon música de fondo y disponte a divertirte preparando una noche que dificilmente olvidará.

Ingredientes:

- Blog de Cocina Erótica Cama de Rosas


Esta página os ofrece una recopilación de recetas de corte erótico y afrodisíaco. La hemos organizado en distintas categorias en función del tipo de plato, de su dificultad de elaboración y de sus ingredientes.


Venda los ojos de tu pareja, dirígele a la mesa y dale a probar los suculentos manjares que has cocinado. Utiliza las manos, los cubiertos, la boca... ¿Identifica los olores? ¿Y los sabores? ¿Y tu tacto?

Susurrale al oido si ha acertado y premiale si lo hace.

Posibles condimentos

Aceites de masaje, vibradores, cosmética erótica... visita Cama de Rosas, tu sex shop online y descubre todo un universo de juguetes y productos para avivar la pasión.

3 comentarios:

Lesan Mora dijo...

Buen menu para una velada, diferente. Tomare nota.
besos

cucoalmeria dijo...

Lo que no inventen los japoneses no lo inventan nadie, su mente no tiene limites. Un saludo.

Eva dijo...

Estos japoneses si saben como montárselo
Nos leemos

~Eva~