15 de enero de 2007

Lilith

Hecha de arcilla, como Adán, Lilith, según la literatura Hebrea, fue su primera esposa.

Bella, libre y segura de sí misma, Lilith se marchó del Paraíso porque Dios no quiso escuchar sus reivindicaciones.
¿Siempre la postura del misionero? Perdona amigo, pero fuimos creados iguales, somos iguales y me pongo donde quiero” ;)
Adán, perplejo y solo en el Paraíso, recibió entonces una nueva compañera: Eva, creada a partir de una de sus costillas y por tanto sumisa.

¿Qué hizo Lilith después? Algunos dicen que se hizo novia de Satán (seguro que era más abierto, sexualmente hablando, que Adán), otros la asimilan con la serpiente del Paraíso e incluso hay quien dice que se convirtió en la reina de los súcubos o demonios femeninos.

¿Mi versión? La he encontrado, la he invitado a participar en mi blog y ha accedido. ¡Veamos lo que tiene que decirnos!

¡Bienvenida Lilith!

1 comentario:

hapte dijo...

Pues seguro que cosas muy interesantes y propuestas para intensificar el placer, dada su experiencia a traves de los siglos.