28 de octubre de 2011

EL ORGASMO FEMENINO. ¿Te cuesta llegar al climax?

¿Te cuesta llegar al climax? Parece increíble que puedas encontrar la respuesta a cualquier “problema” o, al menos “problema de pareja/sexo” en internet.
Y además descubrir que es mucho más común de lo que pensabas. Restándole así importancia.
Últimamente he debatido mucho con mis amigas el tema de llegar al orgasmo en pareja, porque es que da igual lo fácil que llegaras antes, o que llegues por ti misma; a rachas o a amantes, no lo encuentras.
Así que hoy me ha dado por investigar un poco. He encontrado varios artículos interesantes y he descubierto que hasta aparece mi blog, pero en realidad el artículo no pega con mi búsqueda.
Mi primera respuesta: el estrés / una nueva pareja sexual. A los orgasmos no te haces inmune!!!!!!

Para conseguir llegar al orgasmo hay que combinar tres elementos: deseo, excitación y lubricación de la vagina.

Soluciones que he leído y me parecen lógicas:

- Hay que aumentar los preliminares!!!!!! Del tipo que te gusten, eh??? Pero más tiempo. O incluso probar otro tipo de preliminares??? Cremas, cariñitos, juegos…

- No distraerse. Una manera de no distraerse parece ser concentrarse en la respiración.

- Ir al baño antes. Cuando estás a punto de correrte puede darte la sensación de que te haces pis, pero no es así. Has de aguantar!!!! (aunque resulte difícil). Y si te meas comprueba que simplemente has eyaculado.

- No pretender hacer demasiadas posturas. Concentración!!!!

- Estimula clítoris y vagina. Con tus dedos si quieres pero… hay un montón de juguetitos!!!!

- Muévete al ritmo de tu pareja. No le dejes, simplemente, hacer. Intenta coordinar los movimientos y la respiración.

- Explora tu cuerpo. Aunque ya lo conozcas. Vuelve a hacerlo!!! Igual descubres cosas nuevas.

Fases del orgasmo:
Excitación: aumenta la lubricación, los labios vaginales se hinchan, los senos y el clítoris se entumecen, se acelera el pulso, la respiración y los latidos cardíacos y se eleva la presión arterial. Esta fase puede durar de varios segundos a varios minutos desde que se comienza la estimulación erótica.
Meseta: todo lo anterior se intensifica. Las paredes del clítoris y las vaginales se llenan de sangre, cambian de color, los músculos de los muslos, nalgas, caderas y manos se tensan y nuestra piel se ruboriza.
Orgasmo: la fase más corta, solo dura unos segundos. Son contracciones involuntarias de la vagina y el útero, acompañadas de sensación de placer. La respiración y el pulso se mantienen aceleradas y se intensifica la contracción de los músculos.
Resolución: los genitales regresan a su estado normal y se produce la relajación de los músculos. Puede durar de 5 a 60 minutos.